Martes 22 de Julio de 1986, Ciudad de Panamá, Una espigada mujer de 1.74 metros de estatura, y mirada hipnotizante comenzaba a caminar en el escenario al escucharse el anuncio de “Miss Venezuela” durante el desfile de naciones.

Y fue entonces, cuando miles de personas en el Atlapa Convention Center y millones a través de la televisión, admiraron sus gestos de princesa, su crespo “bighair” castaño y brillante, su coqueto juego de miradas, los hoyuelos que se formaban en sus mejillas al sonreír, su chic femineidad, su look a lo Brooke Shields pero con un exotismo que gritaba latino por todas partes.

Todo en ella era bello y tanto el público como el jurado fueron conquistados. Y nadie notó... Que su vestido “típico” ni era tan lindo ni era tan típico, y mucho menos reflejaba la belleza de su país.... Y sin embargo hoy, a casi 20 años de distancia, nos damos cuenta sin duda que la belleza Venezolana estaba en Ella, y No en el vestido.





Muchas gracias a Eduardo (México)

 

 

Anécdota correspondiente al mes de: NOVIEMBRE 2004

<< Anterior
Siguiente >>
<< Indice general de anécdotas >>
Contacto: anecdotariomx@hotmail.com